Las redes sociales no son un negocio digital

Las redes sociales no son un negocio digital

Emprender en el mundo digital es una tendencia de los últimos años y se da porque es muy simple abrir un perfil en Redes Sociales y comenzar a ofrecer un producto o servicio.

Vos tenés algo para ofrecer y del otro lado seguro existe alguien interesado en adquirirlo. Comenzás a crear contenido, a aportar un valor diferente al de tus competidores, a darle fuerza a tu emprendimiento y de repente, un día ya toma la solidez de un negocio digital.

Instagram, Facebook… ¿Dónde más?

Acá es donde comienza la historia de tu negocio digital, estoy seguro que el primer perfil que abriste fue Instagram y quizás en segundo lugar Facebook o ni siquiera.

Paleta de colores, diseño, feed bonito (porque lo visual vende), textos pensados y creados estratégicamente, fotos profesionales, y así, paso a paso lo que empezó como un emprendimiento se convirtió en un negocio, hasta acá todo bonito.

Las Redes Sociales son una excelente vidriera para llegar a nuestro público objetivo, las estadísticas nos dicen que casi la mitad de la población mundial tienen un perfil en las Redes Sociales, entonces no hay dudas de que es un buen canal. Pero, ¿el único?

¿Qué pasaría con tu negocio si un día no podés ingresar a tu cuenta de Instagram o Facebook?

Puede pasar, no? Y no estoy hablando de que alguien hackee tu cuenta, hago referencia a que esa red social donde está presente tu negocio, deje de existir.

Porque la realidad es que lo que vos creaste como negocio es una cuenta más de una plataforma que no te pertenece, y en la cual no podés controlar lo más importante que es su permanencia en el tiempo.

La posibilidad de perder tu contenido de un día para el otro sin posibilidades de recuperarlo, existe. Pero lo más grave es el riesgo de perder una comunidad que después no sepa dónde encontrarte.

La casa que no es tu casa

Si pensamos en la vida privada de las personas, muchos desean tener su casa propia, no sé si es tu caso, pero como ejemplo sirve para que me comprendas. Estas personas mientras construyen o ahorran para comprar una vivienda, alquilan un lugar donde vivir. ¿A alguno de ellos se les ocurre hacer una ampliación o reforma estructural en una vivienda que no es de su propiedad?

Claramente no. ¿Por qué invertir en algo que es pasajero y no te pertenece?

Lo mismo pasa con la presencia de tu negocio en las Redes Sociales, si un día Mark Zuckerberg (dueño de Facebook, Instagram y WhatsApp) decide cerrar la plataforma, vos perdés tu negocio.

Entonces… ¿Dónde construir un negocio digital?

¡En una casa propia! Si tu negocio está consolidado y pasó la etapa de “emprendimiento a prueba”, tenés que pensar en construir tu casa: una página web, y seguir utilizando las redes como el hall de ingreso.

Un sitio web, además de ser tuyo, te permite automatizar el proceso de compra, llegar a los usuarios de diferentes maneras y brindar una experiencia profesional y 100% personalizada con la identidad de tu marca.

Hay un ecosistema digital más allá de las Redes Sociales, donde tu negocio online tiene que estar presente, y el primer lugar es un sitio propio, en el que seas dueño de lo que querés mostrar y cómo querés hacerlo.

Las ventajas de tener tu propio sitio son infinitas, y de eso hablaremos en un próximo artículo, hoy es importante que revises dónde estás construyendo tu negocio… ¿sobre tierra firme o arena?

¿Necesitás mejorar tu web?
Checklist gratuito para optimizar la experiencia en tu sitio web y garantizar las ventas de tus productos o servicios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chiavassa Pablo Diseñador Web

Hola, soy Pablo Chiavassa

Diseñador web especializado en negocios digitales.

Ayudo a personas como vos, que saben que para que su negocio crezca, necesitan una página web funcional y profesional…

Últimos artículos

¿Me seguís en Instagram?